Como cuidar los muebles y tapicerías de su oficina.

Cuando tenga que mover los muebles no arrastrar, ni empujarlo, ni tirando. Puede perjudicar su estructura. Evíteles sufrimientos innecesarios. Levántelos antes de desplazarlos, para desplazar conjuntos separe uno a uno cada elemento de los que está compuesto. En los suelos recomendamos usar alfombrillas protectoras para suelos de moqueta y suelos duros debajo de las sillas con ruedas. Facilitará el desplazamiento y protegerá el suelo.
En las librerías con niveles de archivo, no abrir más de 1 cajón a la vez. Tener cuidado al abrir un cajón alto con sobrecarga ya que puede provocar el vuelco de la librería.

Si tiene que cambiar mucho muebles, contrate las mudanzas con empresas especializadas, tenga en cuenta que una mudanza mal hecha acorta sensiblemente la vida de sus muebles.
En la limpieza de sus muebles no humedezca las superficies de madera barnizada. En las terminaciones de melamina puede usar un paño húmedo o alcohol para quitar las manchas. Nunca exponga las superficies al sol directo e intenso, ni a otras fuentes de calor.
Con las tapicerias tenemos dos tipos; la microfibra y las pieles. La microfibra es Antimanchas. Al ser muy poco absorbente, consigue que las manchas permanezcan en la superficie y sean fáciles de limpiar. Utilice un papel o paño absorbente hasta eliminar la mancha superficial. Para grasa, bolígrafo, etc. Utilice un paño humedecido en alcohol 96º. Para eliminar el polvo se recomienda utilizar utilizar aspirador con cepillo suave. No utilizar lejía. No secar al sol. Reavivar el pelo con un cepillo suave. Por su sencilla limpieza puede elegir hasta los colores más claros para la decoración de su oficina. Pieles. Procure mantener una separación mínima de 30 cm entre los muebles y las fuentes de calor. La exposición prolongada a la calefacción o a los radiadores puede secar la piel. No coloque los muebles donde queden expuestos a luz solar directa. Todos los materiales se decoloran con la luz directa del sol. No aplique nunca sustancia químicas fuertes al cuero. No usar nunca productos abrasivos, no alcoholes, ni disolventes. No usar tampoco productos de limpieza de los llamados multiusos. Mantenga lejos del cuero materiales tales como barniz de uñas, pintura, blanqueador, acetona, aguarrás y otros disolventes, multiusos y limpiadores domésticos. Si eventualmente debe usar productos químicos, antes tape bien el sofá. Sacuda el polvo del cuero tal como lo haría con otros muebles. Recomendamos que humedezca una tela suave con el limpiador Leather soft cleaner y limpie la superficie del cuero.

Como cuidar los muebles y tapicerías de su oficina.
Califica esta publicación, gracias.